Paúl Miguel Ortega González Ingeniero de Sistemas Paúl Miguel Ortega González home page:
Autor |_ - Blog Banner
Paúl Miguel Ortega González - Cómo hacer fotografía de bodegón en casa y lograr resultados espectaculares - maxresdefault.jpg

Cómo hacer fotografía de bodegón en casa y lograr resultados espectaculares

Publicado por: Paúl Miguel Ortega González, en Apr 24, 2020

   Seguro que estos días de confinamiento has descubierto un montón de cosas que nunca te habías parado a fotografiar. Una buena forma de practicar en casa es hacer fotografía de bodegón.

¿QUÉ ES LA FOTOGRAFÍA DE BODEGÓN?

   Cuando pensamos en un bodegón, solemos pensar en naturaleza muerta; flores, frutas o verduras. Pero un bodegón puede ir algo más allá, puede representar también otros objetos naturales como, rocas, conchas u objetos caseros hechos por el ser humano: utensilios de cocina, de mesa, libros, etc.

   En un bodegón la composición, la luz y el cromatismo se convierten en elementos imprescindibles para conseguir un buen resultado. Es por ello que me parece un reto estupendo para practicar con tu cámara

BUSCA INSPIRACIÓN PARA TU FOTOGRAFÍA DE BODEGÓN EN LA PINTURA

   Lo primero que te recomiendo es que busques inspiración allí donde se originó todo: en la pintura. Muchos de los grandes maestros quedaron fascinados por el bodegón y realizaron gran cantidad de obras con un estudio detallado de la luz, el color y la composición de los que puedes inspirarte.

   Algunos nombres conocidos que despuntaron también en la creación de bodegones y de los que te puedes inspirar son : Zurbarán, Van Gogh, Cézanne, Caravaggio, Chardin, Renoir o  Manet entre otros.

  Échale un vistazo a la composición, las texturas, la luz, el cromatismo y los diferentes elementos que aparecen en sus cuadros para inspirarte.

PENSAR EN UNA HISTORIA

  Es decir, ¿qué quieres contar con tu imagen?, ¿qué te gustaría transmitir?. No es lo mismo la imagen de un tomate fresco con una iluminación homogénea que una flor seca en penumbra. Tampoco es lo mismo utilizar jarros antiguos que una cubertería vanguardista.

  Hay que pensar bien qué historia queremos contar con nuestra imagen, qué sentimiento queremos transmitir con nuestro bodegón para poder escoger así el resto de elementos de la fotografía.

ESCOGER EL OBJETO

  Una vez tengas una idea de lo que quieres transmitir en tu imagen, hay que escoger los elementos protagonistas de tu imagen. Pueden ser unas flores, los ingredientes de un plato que vas a preparar, unos libros, un reloj antiguo…

  Recuerda que hablamos de «naturaleza muerta» pero también de elementos creados por el ser humano, busca objetos interesantes y, si fotografías un conjunto, que estos guarden un sentido entre sí.

ESCOGER EL FONDO

  En base al objeto y a la historia, conviene pensar en el fondo. Trabajando en casa o en un estudio, es relativamente fácil encontrar fondos que nos encajen. Puede ser una simple pared blanca, una cartulina oscura o una tela del color que nos haga resaltar el centro de interés de nuestra composición.

  Ten en cuenta aspectos como el color, la textura y los posibles reflejos del material que utilices.

ESCOGER LA MEJOR ILUMINACIÓN

  Este es otro punto clave de las fotografías de bodegón. La mejor forma de tener control absoluto de la misma es a través de la luz artificial, ya que esta no es cambiante y puedes modelarla a tu gusto y sin prisas.

 Es, por lo tanto, una buena ocasión para poner a prueba tu flash externo, a poder ser en modo manual, y atreviéndote a experimentar sin prisas.

  Si no dispones de un flash externo, puedes recurrir a la iluminación natural. Procura acercarte a una ventana para tener una buena dosis de luz. Puedes suavizarla con difusores (una cortina de tonos neutros puede funcionarte para suavizar la luz) o algún reflector para modelar la luz (redirigirla, suavizar sombras, etc.).

0 comentarios