Paúl Miguel Ortega González Ingeniero de Sistemas Paúl Miguel Ortega González home page:
Autor |_ - Blog Banner
Paúl Miguel Ortega González - Cómo puedo convertirte en un artista fotográfico - descarga (10).jpg

Cómo puedo convertirte en un artista fotográfico

Publicado por: Paúl Miguel Ortega González, en Feb 15, 2022

  ¿Te gusta sacar fotos bonitas pero quieres mejorar en esta disciplina artística? La línea es muy fina entre una simple afición y una producción artística; hoy en día, incluso los principiantes son capaces de hacer fotografías artísticas gracias a los equipos fotográficos accesibles para todos.

Solo basta conocer el arte de la fotografía y dar lo mejor de uno mismo para hacer fotos dignas de los mejores fotógrafos. ¡Vamos a descubrir juntos cómo pasar de fotógrafo principiante a artista fotográfico!

¿Qué es la fotografía artística?

La aparición de las cámaras digitales cambió por completo la forma en que hacemos fotografías. Hoy en día, cualquiera puede tomar fotos preciosas, sin tener unos conocimientos profundos en arte.

Definición de fotografía artística.

No dudes en jugar con las formas o los colores para hacer que tu foto sea única.

La fotografía es considerada un arte; sin embargo, pocas personas pueden jactarse de ser auténticos artistas de la fotografía.

Sin entrar en conceptos del arte, la fotografía se considera artística cuando el fotógrafo (el autor) crea su obra con el objeto de transmitir un mensaje, un sentimiento o una sensación.  Se trata de la transmisión de una intención y del resultado de esa intención por parte del autor.

La fotografía artística suele ser mucho más profunda que una simple fotografía digital de un paisaje urbano o un retrato de un ser querido, pues va más allá de la mera representación de la realidad. Como cualquier disciplina artística, la fotografía esconde mensajes más profundos que en apariencia.

Con la fotografía artística, no se busca quizá tanto la estética, se busca provocar una reacción.

Aquí tienes algunos criterios que marcan la diferencia entre la fotografía artística y la fotografía clásica:

  • La imagen plasma la visión artística del fotógrafo profesional; sin duda, en la fotografía artística la subjetividad adquiere todo el protagonismo.
  • La fotografía artística expresa una idea, una emoción o un mensaje: los sentimientos, deseos, pensamientos e intenciones del fotógraf@ son los protagonistas de la imagen, más allá de la representación de la realidad que se pueda plasmar en una fotografía.
  • La fotografía artística denota una gran técnica fotográfica y capacidad de observación.
  • La fotografía artística depende de las dotes artísticas y de la creatividad del fotógrafo.
  • Las obras de arte se pueden exponer en galerías, a diferencia de las fotos normales,
  • El artista fotográfico tiene un objetivo muy concreto (mostrar un fenómeno, provocar al público...).

Poner en práctica la fotografía artística.

Diferencias entre fotografía tradicional y fotografía artística.

Por lo tanto, debemos distinguir al fotógrafo aficionado del fotógrafo autor: mientras que el primero simplemente quiere practicar la fotografía usual, el segundo tiene un propósito más profesional y suele vender sus fotos.

«La fotografía podría ser una extensión de la mente y del corazón, y sería tan buena como el hombre que la hiciera». - John Steinbeck

El arte y la fotografía están estrechamente ligados; más que una simple actividad de ocio, la fotografía puede permitir al alumno ejercer la profesión de fotógrafo profesional y vivir plenamente de su pasión artística.

Como sabes, actualmente, la fotografía se sirve de una cámara fotográfica, por lo general, digital, y de un programa de edición de imágenes, como Photoshop.

Dentro de la fotografía artística, destaca la fotografía conceptual, que merece una mención especial. La fotografía conceptual es un estilo fotográfico que busca transmitir un concepto o una idea a la mente del espectador a través de lo que se plasma en una imagen. La principal diferencia de este tipo de fotografía es que lo más importante es el mensaje y que se capte de manera inmediata.

La fotografía no artística captura aspectos físicos de algo, sin tener en cuenta la intención del fotógrafo. Esto no quieren decir que no puedan emocionarnos, pero que su principal objeto no era este, aunque transmitan sensaciones y nos emocionen.

Entonces, ¿por qué no intentas transmitir un mensaje a través de la fotografía artística?

Consejos para practicar la fotografía artística

Hacer fotos de alta calidad requiere una fuerte implicación por parte del alumno.Practicar para perfeccionarse en la fotografía.

¡Toma fotos todos los días para mejorar rápidamente!

Para aprender fotografía profesional con el objetivo de entrar en el mercado artístico, el futuro artista debe, ante todo, practicar la fotografía de forma regular. Como norma general, no hay «buenos momentos» para tomar una foto, sino que la inspiración es la principal guía del fotógrafo artístico.

Lo mejor es organizar una pequeña sesión de brainstorming haciéndose algunas preguntas:

  • ¿Cuáles son las técnicas fotográficas que más me interesan?
  • ¿Quién o qué prefiero fotografiar (naturaleza muerta, paisaje urbano, sociedad...)?
  • ¿Qué mensaje estoy tratando de transmitir a través de mi arte?
  • ¿Cuáles son mis temas favoritos?

Los ideal para convertirse en galerista o artista plástico es centrarse en un tipo de fotografía en particular (fotografía analógica, fotografía en blanco y negro, fotografía contemporánea...). Con un estilo bien definido, ¡tu arte fotográfico será más fácilmente reconocible!

Finalmente, piensa en estudiar las diferentes corrientes artísticas históricas o contemporáneas, como el arte abstracto, por ejemplo. Descubrir otras artes es una buena manera de desarrollar el estilo artístico y ganar credibilidad.

Con motivación, ¡algún día podrás formar parte de la gran familia de artistas fotográficos!

Aplicación práctica para exprimir tu creatividad

Como sabes, en la fotografía, como en cualquier otra disciplina, es preciso poner en práctica lo estudiado, leído, aprendido... No basta con leer. Por eso, la teoría sin poner en práctica no sirve para nada ya que a la hora de experimentar no tendremos ninguna guía práctica que nos oriente. De ahí que cuando leas algo nuevo, lo pongas de inmediato en práctica.

Con la práctica, es posible dominar la fotografía artística.

Para aprender a fotografiar, hay que practicar.

Por eso, hemos compilado algunos ejercicios de fotografía, útiles para todos los niveles de experiencia, ya estés empezando ahora o lleves ya tiempo con tu cámara e incluso seas un profesional de la fotografía artística:

  1. Fotografía lo que pilles. Estés donde estés ahora mismo leyendo este artículo, si tienes tu cámara a mano, cógela, no cambies su configuración, tal y como esté. Fotografía aquellos objetos que puedan parecerte interesantes para transmitir un sentimiento o que sean estéticamente (des)agradables. No tienes por qué estar en la calle, puedes hacerlo en la cocina, en el dormitorio o hasta en el baño (lugar para muchos de máxima inspiración creativa).
  2. Fotografía objetos de forma individualizada. Seguro que te ha pasado más de una vez eso de que ves muchos objetos que muestran pequeños detalles (muchos pasan desapercibidos fácilmente). Por ejemplo, vete al campo o al parque y haz fotografías de insectos. Fotografía sus detalles que muchos no aprecian por lo que pequeños que son.
  3. Fotografía mientras haces deporte. ¿Has oído eso del ejercicio de los 100 pasos? Bueno,  pues coge tu cámara, ponte los zapatos y sal de casa. Camina 100 pasos en la dirección que quieras y una vez los hayas dado, párate y busca todos aquellos elementos que te parezcan interesantes a la hora de fotografiarlos: semáforos, papeleras, niños, bancos, coches, edificios, farolas... Practica con elementos en movimiento, con distintas fuentes de luz y encuadres.
  4. Fotografía por la noche. Como sabes si ya has hecho más de una fotografía por la noche, la escasez de luz puede ser una pesadilla para el fotógrafo ya que los colores se ven alterados y el flash no siempre nos da los resultados que queremos. No obstante, también podemos aprovechar esa falta de luz: vete a un puente que haya sobre una carretera y dedícate a practicar con exposiciones de distinta duración. Verás el juego de luces que hacen los faros de los coches o las luces en los edificios.
  5. Fotografiarte a ti mism@. Muchas personas se sienten incómodas al ser apuntadas con el objetivo de una cámara. ¿Por qué no te pones en su piel? Pon tu cámara sobre un trípode, siéntate a una distancia adecuada y saca fotos de ti mism@ con distintas poses, miradas y expresiones. Este ejercicio te ayudará a practicar la técnica del retrato y a experimentar el éxito de transmitir las emociones que se buscan; de este modo, cuando tengas que indicarle a alguien, sabrás mejor cómo hacerlo.
  6. Fotografía por horas. Para este ejercicio tendrás que dedicarle uno de esos días en los que tienes bastante tiempo libre ya que tendrás que analizar cómo influye la luz sobre un determinado objeto con el paso de las horas. Por ejemplo, si tienes la opción de irte a la playa, a un parte, pillar un amanecer y un atardecer, etc., verás cómo cambian el color, las sombras y demás a lo largo del día. Además, quizá te surjan problemas con el ángulo de la luz solar, por ejemplo. Este ejercicio contribuirá a que seas más consciente de cómo la luz afecta según la hora del día.
  7. Fotografiar con el efecto seda. ¿Has visto esas fotos donde aparecen ríos y cascadas en las que el agua se ve como si tuviera una textura sedosa? Pues bien, se trata de un ejercicio un tanto técnico, pero que merecerá la pena practicar para dominar la técnica. Necesitarás tu trípode y buscar agua en movimiento para lograr una velocidad de obturación baja, aunque eso sí, controlando la luz ya que si hay mucha luz, la fotografía puede salir sobreexpuesta.

 

0 comentarios