Paúl Miguel Ortega González Ingeniero de Sistemas Paúl Miguel Ortega González home page:
Autor |_ - Blog Banner
Paúl Miguel Ortega González - Fotografía gastronómica: todo lo que debes saber - descarga (11).jpg

Fotografía gastronómica: todo lo que debes saber

Publicado por: Paúl Miguel Ortega González, en Feb 18, 2022

   Aunque no siempre es así, la fotografía gastronómica debe ser uno de los pilares de la imagen de tu restaurante, blog de cocina o incluso si estás pensando presentar tu propuesta en tu comunidad o grupo social.

  Tu objetivo debe ser que, como se suele decir, tus comensales “coman por los ojos”, es decir, que nada más ver las fotos de tus platos quieran sin duda, probarlos. A lo largo de este artículo veremos una pequeña guía sobre fotografía gastronómica con algunos consejos y explicando los principales tipos que existen.

Tipos de fotografía gastronómica

Estas son algunas de las principales clases de fotografía gastronómica que se pueden hacer:

  • Fotos de producto: orientadas al propio alimento, con una imagen muy nítida y limpia. Suelen usarse en publicidad.
  • Minimalista: trata de centrarse en la belleza del plato, con un fondo plano y evitando cualquier distracción que pueda haber.
  • Luminosa: con una luz muy brillante y unas sombras muy difusas y claras que apenas se notan.
  • Editorial: muy típico de contenidos educativos en los que se enseña cómo elaborar una receta. Un tipo de fotografía gastronómica ideal para blogs, libros de recetas o escuelas de cocina.
  • Claroscuro: es un tipo de imagen que quiere enfatizar la diferencia entre las partes de luz y las partes de sombra. En algunos casos trata de reproducir esta característica de la pintura renacentista.
  • Lifestyle: donde aparece la comida en situaciones cotidianas para que el receptor se sienta identificado con esa fotografía. Es muy frecuente en restaurantes de comida rápida.

Consejos sobre fotografía gastronómica

A continuación, mostramos algunas recomendaciones sobre fotografía gastronómica:

  • La presentación del plato juega un papel fundamental: lo más recomendable es que sea sobre un plato blanco para que los colores de la comida destaquen y que esté recién servido para que gane naturalidad.
  • La luminosidad es importante: una mezcla de luz natural y artificial es la combinación perfecta, teniendo siempre en cuenta que los rayos no deben incidir directamente sobre el plato.
  • Los fondos neutros: ayudan a resaltar la textura de los alimentos y evitan distracciones.
  • Alimentos poco cocinados y en pequeñas porciones: según los expertos, estos son trucos para conseguir que los colores parezcan más vivos y que los platos sean más apetecibles.

  No descartes, si eres dueño o responsable de un restaurante puede ser muy interesante que contrates a un fotógrafo profesional que tiene los conocimientos, la experiencia y los materiales adecuados para obtener el mejor resultado. Cocinero y fotógrafo deben trabajar como un equipo: cada uno es experto en su parte, por lo que el cocinero debe expresar qué es lo que quiere conseguir y el fotógrafo deberá comunicar al primero cómo hacerlo para que la fotografía cumpla su propósito.

  Pero sin fotógrafo profesional, ¡no dejes de intentarlo! Sin duda, si le pones ganas y practicas mucho, verás cómo mejoran las presentaciones de tus platos. ¡Queremos ver tus creaciones!

  Si te interesa dar a conocer tus propuestas en «la red» te animamos a que descubras el Curso online de Community Manager en Hostelería y Turismo de nuestra escuela ESAH. Te formará para sacar el mayor rendimiento a las oportunidades que actualmente las nuevas tecnologías y las redes sociales ofrecen, especialmente en la comunicación 2.0. dentro del sector de la hostelería.

0 comentarios